top of page

Una mirada a la emoción

Actualizado: 8 abr 2023

Autora: Juliana Arbeláez

Para quienes trabajamos en el mundo del diseño interior y la arquitectura “Look & Feel” es una expresión de uso cotidiano, donde a través de la materialización de las ideas logramos transmitir y contagiar a los clientes la mejor interpretación que hemos hecho de sus necesidades y gustos.

Esta expresión anglosajona es un juego de palabras que hoy nos invita a reflexionar sobre si primero materializamos una idea para después sumergirnos en las emociones que esta nos despierta, o si solo a través de la emoción somos capaces de volverla realidad. Si descontextualizamos la expresión del ámbito del diseño y la llevamos al mundo del emprendimiento laboral, ¿cuál es el orden correcto look and feel o feel, and then, look?


Todos los sueños son propensos a convertirse en proyectos, y el proyecto es el medio para materializarlo. LOOK&FEEL Magazine empieza con la motivación de una soñadora, que recibió como regalo una idea que acogió para darle forma, y así contagiar a una estratega y a una contadora de historias, quienes hoy están unidas por un hilo que se convierte en filigrana. La mística de este proyecto editorial es un tejido preciso de líneas orgánicas que se está permitiendo llegar al universo digital con la frescura que tanto necesitaba esta industria tan vasta y a la vez enfocada en el detalle. Su historia, como todas las que cuentan en cada publicación, es la de un emprendimiento cargado de una pasión curiosa, en aprendizaje continuo y de mucha generosidad.

Melissa sintió la revista como un llamado a la acción muy profundo y casi inexplicable. Llegó como una invitación a experimentar algo nuevo pero a la vez profundamente arraigado con su profesión como arquitecta y diseñadora de interiores. Su espíritu catedrático empezó a investigar referentes mundiales para esbozar lo que podría ser un contenido que en nuestra geografía le permitiera expresar su voz y a su vez encontrar eco en otros tantos.


Navegando su creatividad supo que quería dedicar su esfuerzo a crear una comunidad donde colaborar fuera uno de los principios. Así definió que esta sería una publicación de y para emprendedores.



La mirada de Melissa enfoca, encuadra y obtura la estética del contenido. Su curiosidad permanente descubre estilos y los conecta con talleres de diseño invitándolos a participar, haciéndolos visibles dentro del contexto que propone para la edición, direccionando el contenido grafico para contar una historia coherente que avanza en el tiempo.


Todo emprendimiento necesita un estratega, alguien capaz de mirar más allá del sueño haciendo una lectura del juego que permita coordinar el rumbo que marca el negocio, sin perder de vista la visión que le ha sido compartida.


Este es el papel que asume Natalia, una mujer que entra a la cancha a jugar su mejor partido en cada edición, sabiendo que cada una de ellas es parte del entrenamiento que se requiere para alcanzar la maestría.


El sentido creativo acompaña las propuestas de Natalia para la elaboración del contenido, que no se queda únicamente en el ámbito del interiorismo sino que trae su capacidad resolutiva al negocio editorial en el que hay que articular todas las piezas del mecanismo para que se muevan coordinadamente.

Natalia articula un intrincado proceso en el que integra ambas industrias, la del diseño y la del contenido editorial, con los lectores y las historias que quieren contar en la revista en un mismo espacio y tiempo.


Las historias cobran sentido solo cuando se logra descubrir lo que hay detrás del resultado que se visualiza en cada foto de un proyecto. Extraer de la narrativa que cada invitado quiere contar la verdad más honesta, más allá del oficio del diseñador, es la bandera de Lily en cada entrevista.

Ella cuida cada detalle en un dialogo sincero que entabla con los diseñadores invitándolos a compartir la experiencia de crear su empresa y embarcarse en la titánica tarea de mantenerla a flote. Lily logra contar historias de éxito, no porque quienes las cuentan no hayan tenido tropiezos en el camino, sino porque profundiza en cómo se superan para continuar trabajando con dedicación por lo que un día emprendieron.


Cada palabra escogida por Lily es como la línea de un dibujo que une los puntos hasta develar los colores del alma de quienes las cuentan y comparten. Nada está suelto en este emprendimiento donde la esencia de estas tres mujeres se materializa en un maniquí llamado Look & Feel, el avatar de esta mágica historia en forma de revista.


Al mirar el recorrido de este emprendimiento es posible creer que primero se unieron las emociones, un motor de lo que hoy vemos materializado los lectores en una factura impecable.


Una estética definida nos conecta, uniendo la voz con los emprendedores que nos vamos contagiando de esta identidad única, fresca y necesaria para renovar el ámbito del diseño interior en nuestra era digital.


Recomendamos a Juliana Arbeláez para asesorias en gerencia de proyectos y servicios profesionales. Puedes contactarla aquí.




0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page